Otra remontada, pero en esta ocasión, fue de Morelia que supero 2-1 a Toluca (3-3 golbal) y les dijo “arrivederci”

En los primeros minutos Morelia se tragó al PSG y Toluca al Manchester City, y de brindaron los mejores 15 minutos de toda la maldita liguilla del Apertura 2017, en esos atípicos minutos llenos de gloria, Uribe marcó por los diablos, mientras que por monarcas lo hicieron Ruidíaz y Sepúlveda. Lamentablemente tras este último tanto, ambas escuadras recordaron que forman parte de la infladísima Liga MX y después de ese inicio trepidante, el juego sufrió una fea y extraña mutación para terminar como la gran mayoría de los bodrios que solo jugadores del calibre del “magazo” Rubens Sambueza (entre otras tantas jóvenes promesas) pueden brindar.

¿Quién iba a pensar?, que un equipo que hace unos cuantos meses se quedó a unos minutos de perder la categoría y otro, pero de béisbol, serían capaces de brindar tremendo espectáculo sobre el terreno de juego. Bueno la verdad es que tampoco hay que hacer tanto alboroto, ya que semejante derroche de talento duro únicamente 15 minutos, talvez es para lo que le alcanza a ambas plantillas o se trató de un milagro al calibre del Sudario de Turín o las apariciones de la Virgen de Fátima.

¿Tal vez el mundo nunca lo sabrá?, pero ¡A lo que te truje chencha! A los 3 minutos Pablo Barrientos mandó un pase a Fernando Uribe, quien superó a la defensa local, e hizo un buen remate desde el corazón el área para abrir el marcador y darle ventaja a la visita. Un par de minutos más tarde, monarcas empató el marcador, gracias a un cabezazo de su goleador, Raúl Ruidíaz, lo que le devolvió la confianza al conjunto michoacano y al 14’ en una jugada muy apretada en la que incluso había fuera de lugar, Ángel Sepúlveda se lució con una chilena para poner el 2-1.

A partir de ese momento el juego se volvió, burdo, feo, lento, y mediocre como los equipos y jugadores protagonistas. Tras terminar igualados en el marcador global a 3 goles, Morelia hizo valida la promoción rezagada del Buen Fin y que anteriormente Tigres canjeó, a cambio de asegurar su lugar en la siguiente fase del torneo. Por su parte, Toluca recibió una pata en el trasero y ahora es libre de planear y disfrutar de unas inmerecidas vacaciones, luego de conseguir lo que los 18 equipos de la primera división de México, busca y que únicamente la élite consigue, que es entrar a la apestosa pachanga grande.

Leave a comment

Deja un comentario