Ayer Tigres le ganó por la mínima al América a través de un penal, hoy Monterrey hace lo propio frente a Morelia

En esta liguilla hemos podido atestiguar de primera mano el calibre de la rivalidad que tienen ambos equipos pequeñines del norti, ya que lo que uno hace el otro inmediatamente trata de igualarlo, de esta forma, si Tigres le gana por la mínima diferencia al América mediante un cobro desde el punto de penal, Monterrey hace lo propio frente a Morelia por conducto de Avilés Hurtado. Con ambas escuadras en ventaja de cara a sus respectivos enfrentamientos de vuelta, en el aire se comienza a percibir el olor a cabrito, frijoles borrachos y demás delicias típicas de Nuevo León y crece como la ineptitud de Chicharito, la posibilidad de la primera final regia en la historia del fútbol mexicano.

El juego de hoy, fue ligeramente superior al bodrio de anoche en la cancha del Azteca, en este duelo, al menos hubo dos equipos en la cancha buscando anotar, en el de ayer Tigres jugo solo y aun así no fue capaz de sodomizar más veces a las poderosas águilas del América, pero, en fin, de ese esperpento hablamos con total libertad y puntualidad en su respectivo análisis Boludo & Pelotudo. Si no lo has leído aún, estas fallando como mexicano y será culpa tuya si en la silla del preciso pone sus nalgas miadas el Doitor Meade.

Pero a pesar de los heroicos esfuerzos de ambas escuadras por anotar el mayor número de anotaciones, su infinita mediocridad les paso factura e impidió concretar más de una situación clara de gol que se les presento durante el desarrollo del juego. Al minuto 35, Carlos Guzmán se olvidó por completo del esférico y cometió un claro penal que Jorge Antonio Pérez Durán no dudó en marcar. Avilés Hurtado tomó el esférico y cobró de manera magistral para vencer a Sebastián Sosa y de esa forma marcar el único gol del encuentro.

Con este resultado, a Monterrey le sirve la derrota 0-1, empatar o ganar en casa para lograr el pase a la final del Torneo Apertura 2017, lo que podría evitar la inminente final de chiquilines regios sería una derrota de 1-2, marcador que en una ocasión logró Morelia cuando se salvó por un pelo de rana calva de caer en uno de los nueve círculos del infierno de Dante Alighieri, mejor conocido como Ascenso MX.

Leave a comment

Deja un comentario