Como se esperaba, Monterrey le gana 1-2 a Atlas y llega a la vuelta con ventaja

Que Monterrey derrote a Atlas es muy normal y que resultara un buen juego, también los es, debido a que por un lado los visitantes poseen un plantel muy robusto, equilibrado y que fue el más regular durante todo el Apertura 2017, donde solo tuvo un par de descalabros debido al gusto de sus jugadores por el tubérculo poblano. En la otra esquina, los locales tenían todo por ganar y nada que perder al ser las víctimas en este inminente homicidio, debido a esto jugaron más sueltos y a pesar de contar en sus filas con el limpiecito de Márquez (que por cierto ya no sirve para nada) no pudieron ganarle al líder general de la competencia.

Pues sí, lo que tenía que pasar pasó, a pesar de los heroicos (pero poco efectivos) esfuerzos de los rojinegros, los rayados supieron aprovechar un par de oportunidades para darle forma al marcador final y la victoria a su favor. A menos que suceda algo extraño, estarán ocupando su merecido sitio en las semifinales de la liguilla del Apertura 2017 y por favor querido espectador, no se deje engañar por mercenarios con micrófono que salen en pantalla de los medios deportivos, diciéndole que el árbitro Luis Enrique Santander aprovecho su posición para perjudicar al Atlas, ya que para empezar todos los equipos del mundo deben de tener las habilidades y calidad necesaria para superar a sus rivales e incluso a los réferis. Por otro lado, el plantel de Atlas es muy limitado en comparación con el de sus rivales de turno y del funcionamiento mejor ni hablamos, así que, Atlas perdió por que no fue capaz de superar al equipo más regular del certamen y no debido a “fallas” arbitrales.

Rogelio Funes Mori, se encontró con un balón a modo al 4′, tras grave falla de la defensa de los zorros, y gracias a pase de Dorlan Pabón, para solo ante la meta, poner el primero en el encuentro. Rafael Márquez, falló en un rechace en el área. Funes Mori volvió a aparecer en el momento justo, y con potente disparo al 16′ puso el 2-0. Al 34′ con un golazo de Christian Tabó, quien eludió defensas en el área grande, y sacó potente disparo al ángulo derecho de Hugo González, para recortar distancias.

Para la vuelta, Atlas está obligado a ganar por dos goles, sin recibir ninguno, mientras que a Monterrey, la victoria, empate o hasta derrota por un tanto lo pone en la antesala de la gran final por el título.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.