Monterrey le gana 2-0 a Tigres y le dice Who’s Your Daddy?

En 5 minutos y apoyados en la traición de una de las tantas jovenes promesas que abundan en el fútbol MeXa (Anselmo Vendidovski, Vendrechovski, Mamilovski, Chafachovski Rucovski, Infladovski, ¡ejem!, dejémoslo en Juninho ), Monterrey le gana fácil, sin despeinarse a su acérrimo rival, para de esta manera llevarse el “clásico”, la victoria, el liderato (que tenía desde la jornada 4) y las bragas de los Tigres que a pesar de tener un “trabuco” no pudo con los Mohamed boy’s que se ponen los lentes oscuros y esperan a un rival digno que se atreva a ganarles (ya sin los dos equipos de puebla eliminados se va a poner bueno).

Haciendo gala de un envidiable gesto técnico del chamaco Brasilero Juninho, desvío de primera. Un gran desborde de Neri Cardozo, mandó una diagonal de la muerte que rebotó en la punta del botín del central que si no hubiera sido en propia puerta sería la ventaja para los visitantes. ¡Pero NEL!. Y como suele suceder en muchas ocasiones, todas las pulgas siempre se le suben al perro más flaco y solo cinco minutos después cayó el segundo.

Avilés Hurtado fue el autor instantes después de haberse tragado el gol al perder un tiempo en la definición, que permitió el cierre de Torres Nilo. Ganó el sexto tiro de esquina de Rayados en la noche, que en todo el primer tiempo no cobró uno de forma decente. Cardozo la puso a primer poste, peinó Nico Sánchez y a segundo palo llegó Avilés para empujarla.

El triunfo de Monterrey, le aseguro el liderato de la tabla de posiciones y como su escolta de honor nada más y nada menos que su hijo putativo, los lindos gatitos de Nuevo León.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.